CBRE

¿Qué documentos necesito para vender una vivienda?

 

Para vender una vivienda es necesario tener aquellos documentos que permitan a un posible comprador conocer el inmueble en sus aspectos más relevantes, legales, técnicos o físicos. Estos documentos se requerirán en una o varias de las fases del proceso de venta (comercialización, negociación y firma) y habrá que tenerlos a mano y actualizados.

Documentación al poner la vivienda a la venta

Nota simple

La nota simple contiene los datos más relevantes de la vivienda tales como su ubicación, superficie, lindes, anexos, titularidad, cargas, derechos, servidumbres, referencia catastral, etc. Incluye así mismo dos identificadores que singularizan el activo: el número de finca registral, que lo individualiza a nivel registro, y el Idufir, que opera a nivel nacional.

Certificado de eficiencia energética

Emitido por los departamentos de Industria de cada Comunidad Autónoma tras la visita de un técnico, este documento hace constar las condiciones energéticas del inmueble y establece una calificación ordenada desde la letra A (menor consumo) hasta la G (menor eficiencia). Es un documento obligatorio tanto para vender como para alquilar una vivienda.

Planos de la vivienda

No es un documento imprescindible, pero si diferenciador. Si está bien realizado permite conocer la distribución y estancias de la vivienda (salón, número de dormitorios, baños, cocina, tendedero, terraza, jardín, etc.) y proporciona datos sobre superficies, situación en el edificio en el que se ubica, huecos a la calle u orientación.

Cédula de habitabilidad

La expide el Ayuntamiento y acredita que la vivienda reúne todas las condiciones para ser habitada. Es obligatoria en algunas comunidades, así como en las viviendas de obra nueva.

 

Documentación para el proceso de negociación

Recibo del IBI

Es el Impuesto sobre Bienes Inmuebles, un tributo que se paga por la propiedad de la vivienda. El documento indica que se está al día con el pago de dicho impuesto. Según la fecha de adquisición, el comprador pagará la parte proporcional de lo que resta de año.

Estatutos de la comunidad de propietarios

Son las normas de la comunidad de vecinos. Pueden incluir decisiones que afecten a la vivienda en cuanto a futuras derramos, limitaciones en obras o cambios de uso.

Certificado de inspección técnica del edificio (ITE)

Es obligatorio para edificios de más de 45 años de antigüedad (con una revisión cada 10 años). Lo realiza un arquitecto o arquitecto técnico que comprueba el estado del edificio. En caso de deficiencias, emitirá un informe desfavorable al Ayuntamiento y a la propiedad. La necesidad de subsanación de dichas deficiencias dará lugar a derramas de mayor o menor monto.

Contrato de alquiler y último recibo

Si la vivienda se vende con un inquilino será necesario aportar el contrato, donde se indica la duración del mismo y la renta que se percibe.

 

Documentación para la transacción de la vivienda

Título de propiedad o escritura y DNI

En la escritura se citan los nombres de los titulares de la vivienda y la inscripción de la misma en el registro correspondiente a la dirección en la que se ubica. El DNI identifica a la persona que aparece en las escrituras.

Certificado de estar al corriente de pago de los gastos de comunidad

En él se indica si estamos al corriente de pagos y derramas o la deuda pendiente, que se restará del precio de venta, el día en que se realiza la operación.

Últimas facturas de suministros

Las facturas de los recibos de la luz, el agua y el gas sirven como comprobación de pago

 

Autora del artículo: Cristina Eguilior
Directora Comercial tasaciones CBRE España (link a linkedin)